Internet y el desarrollo rural agrícola: Un enfoque integrado

Internet y el desarrollo rural

Fuente: FAO

Este enfoque comienza a partir de las necesidades de la gente en las comunidades rurales, así como de las organizaciones de base agrícolas y opera para establecer canales de comunicación horizontales y verticales. En consecuencia, la población rural y los agricultores pueden establecer nuevos canales de comunicación a fin de mejorar las relaciones entre sí. Asímismo, estos pueden participar en el intercambio de información y diálogo con quienes toman las decisiones, los planificadores, investigadores y otros actores que residan lejos de las comunidades rurales. En cuanto a los proyectos piloto relacionados con las organizaciones locales y agrícolas, estos pueden contribuir a garantizar que las comunidades rurales y las organizaciones agrícolas formen parte de las iniciativas regionales y nacionales de Internet.

Este documento incluye recomendaciones estratégicas, mecanismos de financiación y sistemas de apoyo, así como ejemplos de enfoques innovadores en México y Chile. El informe concluye haciendo un llamado a las agencias donantes, a fin de que trabajen juntas y compartan las lecciones aprendidas en esta área, en constante evolución, del desarrollo internacional.

Las recomendaciones estratégicas incluyen:

  • Apoyar la coordinación regional de la estrategia de Internet en función del desarrollo rural y agrícola.
  • Establecer proyectos piloto de Internet.
  • Promover el enfoque de comunicación para el desarrollo de la FAO.
  • Apoyar los esfuerzos para liberalizar las políticas de telecomunicaciones en los países en desarrollo.
  • Apoyar a los empresarios y proveedores locales de servicios de Internet en los países en desarrollo.
  • Asesorar a los distintos actores en la solicitud de servicios de Internet así como de infraestructura de telecomunicaciones y mejoramiento de las políticas respectivas.
  • Dirigir los servicios de información de la FAO y sus similares presentes en el sistema de información de Internet hacia los usuarios de los países en desarrollo.
  • Apoyar las capacidades del sector educativo rural y agrícola en Internet.
  • Proveer información y demostraciones para instalar Internet.
  • Apoyar el desarrollo de infraestructura rural remota.
  • Apoyar el uso creativo y los servicios de información para el desarrollo rural agrícola.

Todas las iniciativas de Internet deben involucrar, plenamente en la elaboración de estrategias y acciones, a las agencias intermediarias que prestan ayuda al desarrollo a comunidades rurales y organizaciones agrícolas en los campos de asesoría, apoyo de proyectos, investigación, extensión, educación, servicios de salud y capacitación.

Las iniciativas relativas a Internet, también deben ser desarrolladas con los beneficiarios y diferentes actores, a través de grupos de trabajo, planificación participativa, y técnicas de facilitación. Los proyectos piloto pueden contribuir a establecer mejores prácticas, así como espacios para compartir las lecciones aprendidas”, amén de actuar como vehículos para extender el impacto de las inciativas de Internet y mejorar también la coordinación.

Es tiempo de actuar y apoyar las actividades de Internet en los países en desarrollo. Vivimos actualmente en una “aldea global”; sin embargo, es una aldea dividida entre “los que tienen”, y “los que no tienen” información. La nueva tecnología nos da la oportunidad de cambiar esta distribución y de apoyar el desarrollo sostenible en las comunidades rurales y agrícolas.

Adoptar una estrategia activa y llevar Internet a las comunidades rurales y agrícolas en los países en desarrollo contribuirá a preparar a las comunidades rurales, a enfrentar los retos sin precedentes que conllevan la economía global, los contextos políticos dinámicos, la degradación ambiental y las presiones demográficas.

Para hacer frente a los retos que se nos presentan, y tomar decisiones cruciales, la gente de todos los niveles sociales, y especialmente quienes padecen de inseguridad alimentaria, así como las organizaciones que los atienden y representan, deben tener acceso a información fundamental y deben poder comunicar El acceso a una mejor comunicación e información está directamente ligado al desarrollo social y económico (Banco Mundial, 1995). El desarrollo participativo depende completamente del proceso de compartir comunicación e información.

La FAO tiene una oportunidad histórica para garantizar que las comunidades rurales y agrícolas enganchen sus “remolques” electrónicos para entrar en la “autopista de la información”.

Comentarios

Encuentra lo que necesitas